Avisar de contenido inadecuado

Carta de una marioneta

Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo, y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.
Daría valor a las cosas no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco pero soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundo de luz.
Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen, escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate...
Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo y me tiraría de bruces al sol, dejando al descubierto no solamente mi cuerpo, sino mi alma.

Si yo tuviera un corazón escribiría mi odio sobre hielo y esperaría a que saliera el sol.
A los niños les daría alas, pero dejaría que aprendieran a volar solos.
A los hombres les probaría cuan equivocados están al pensar que dejen de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorase.
A los viejos, les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido...Tantas cosas que he aprendido de ustedes los hombres...

He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir.
He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño por primera vez el dedo de su madre, lo tiene atrapado para siempre.
He aprendido que un hombre únicamente tiene derecho a mirar a otro hombre hacia abajo cuando ha de ayudarlo a levantarse.

Son tantas las cosas que he podido aprender de ustedes, los hombres, pero finalmente no me servirán de mucho porque cuando me guarden dentro de esta maleta con las demás marionetas, estaré muriendo...

 

Wink

Comentarios Carta de una marioneta

gyg yv
cffcgc cffcgc 04/05/2014 a las 23:18

Deja tu comentario Carta de una marioneta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre